Cómo detectar cuándo se necesita ayuda con el cuidado de personas mayores

Cómo detectar cuándo se necesita ayuda con el cuidado de personas mayores

No podemos negar que antes nuestros mayores y sus necesidades estaban mejor atendidos. Esto se debía a que las mujeres de la familia eran, por lo general, amas de casa. Nuestras amorosas madres y cuidadoras eran las responsables de su bienestar y, mejor o peor, cubrían sus necesidades tanto de tipo médico como de tipo emocional. 

Hoy, los tiempos han cambiado y, aunque la mujer sigue siendo el núcleo principal del hogar familiar, cada vez con más frecuencia trabaja fuera de casa. Por eso, es habitual que el tiempo y la energía que le quedan no sean suficientes para atender a sus mayores de manera óptima.

Por otro lado están las propias personas mayores, que se resisten a aceptar lo inevitable. Aceptar el hecho de que ya no son los que eran, y que a pesar de sus empeños en negar la realidad el tiempo pasa, aumentando día a día sus necesidades de apoyo.

Los signos que nos alertan de que nuestros mayores necesitan ayuda para realizar las tareas rutinarias de manera segura pueden ser varios y diversos. Aquí os mostramos una lista de las señales más comunes que se suelen dar:

 

  • Avisos de pagos atrasados.
  • Cambios en el estado de ánimo o cambios de humor extremos.
  • Casa desordenada y sin limpiar.
  • Confusión e incertidumbre al realizar tareas rutinarias.
  • Temperamento deprimido o bajo de ánimo.
  • Ropa desaliñada.
  • Acumulación de comida caducada o en mal estado.
  • Olvidos de información básica como nombres o direcciones.
  • Olvidarse de tomar medicamentos.
  • Falta de mantenimiento del jardín o las plantas.
  • Pérdida de interés en actividades y pasatiempos.
  • Faltar a citas importantes como al médico.
  • Mala alimentación o pérdida de peso.
  • Mala higiene personal.
  • Dificultad para levantarse de una posición sentada.
  • Moratones inexplicables.
  • Abolladuras o arañazos en el coche.

 

¿Has identificado alguno de los signos que están afectando a tus seres queridos? Entonces es hora de actuar. Cuando nos vemos ante esta situación debemos abordarla con la importancia que merece, pues la salud y el bienestar de nuestros seres queridos pueden deteriorarse con rapidez, aumentando también las necesidades de cuidado. Existen muchas maneras de abordar el asunto y, en la mayoría de casos, un poco de ayuda, adecuada a sus necesidades concretas, servirá para prolongar la vida de nuestros padres en su propio hogar, con los beneficios que ello os aportará.

Existen diversas maneras de atender a nuestros mayores en su propio domicilio y cubrir sus necesidades de manera adecuada. En Mayores24 ofrecemos una de ellas. Nuestra plataforma pretende ser un medio en el que las personas que buscan ayuda encuentren al profesional adecuado para sus necesidades concretas, sin intermediarios, de manera rápida y transparente.

 

Este artículo: